¿Qué es la formación inicial?

Qu’est-ce que la Formation Initiale ?

A menudo oímos hablar de la formación profesional, pero lo que es menos conocido es que hay varios tipos de formación. La formación inicial le permite adquirir todas las competencias y conocimientos necesarios para incorporarse a la vida laboral.

Definición: ¿Qué es la formación inicial?

Si tuviéramos que definir la formación inicial en pocas palabras, podríamos decir que es lo que haces como estudiante. Puede hacerse en la universidad, en un BTS, en una escuela especializada…… En definitiva, es la que te permite acceder a la vida profesional mediante la obtención de un título. Además, este tipo de formación no sólo se realiza en la escuela: se lleva a cabo en paralelo con las prácticas directamente en las empresas. En general, esto permite al estudiante conocer un poco mejor el mundo profesional antes de entrar en la vida laboral.

Seguir un curso de formación inicial (además de obtener un diploma) tiene varias ventajas: apoyo financiero, formación supervisada y completa durante varios años, y reconocimiento efectivo del diploma en el mercado laboral.

¿Quién participa en la formación inicial?

En la gran mayoría de los casos, la formación inicial se dirige principalmente a los bachilleres. En efecto, una vez obtenido el bachillerato, pueden acceder a la enseñanza superior, que forma parte del programa de formación inicial. Así, el inicio del curso escolar posterior al bachillerato suele ser el comienzo de la formación inicial de estos nuevos alumnos.

Además, hay casos especiales en los que puedes empezar y/o retomar tus estudios sin tener necesariamente el bachillerato. En este caso también se denomina formación inicial, ya que el proceso de formación es similar. Sin embargo, el proceso de entrada puede ser diferente. La experiencia laboral puede ser suficiente para acceder a la formación inicial, y las condiciones pueden variar según el sector de actividad.

¿Cuáles son las diferencias entre la formación inicial y la formación continua?

Mientras que la formación inicial se dirige principalmente a personas con una licenciatura, la formación continua es más adecuada para personas que ya están en la vida laboral. Por ejemplo, si lleva mucho tiempo trabajando en una empresa y quiere reciclarse o desarrollar sus conocimientos adquiriendo otros nuevos, la formación continua es la opción más adecuada. Además, el sistema de formación continua le permite desarrollar sus competencias adaptándolas a su actividad profesional. Sin embargo, no es necesario dejar de trabajar por completo para participar en la formación continua.

Por tanto, la formación inicial puede considerarse la primera formación de su vida. Es la que lanzará tu carrera profesional. También suele ser el más largo. Por otra parte, la formación continua le permite profundizar en sus competencias y representa una verdadera palanca de desarrollo profesional, en cualquier momento de su vida profesional.


Descubra los diferentes tipos de formación :